Departamento Ecuménico de Investigaciones
"La justicia como la palma florecerá".

Categories

Portada del sitio > Publicaciones > [artículo] Hacia un nuevo sistema monetario Internacional

Publicaciones
19 de octubre de 2017

[artículo] Hacia un nuevo sistema monetario Internacional

Wim Dierckxsens y Walter Formento, 19/10/2017.

Introducción

Los países que conforman el BRICS, con China y Rusia a la cabeza, lanzan otra iniciativa que se suma a la planteada en mayo de 2017, ahora plantean la disputa en el terreno más importante, en el del esquema de moneda de cambio y reserva mundial. La moneda que plantean es el Petro-Yuan-Oro. Un esquema de moneda mundial que no solo se respalda en la commodity (materia prima) más importante, el Petróleo, sino también por ser la economía más dinámica del mundo con capacidad real para disputarle al petro-dólar y un esquema económico-estratégico universal multipolar con capacidad de confrontar al globalismo financiero.

Claro que su ventaja no solo radica en ser el esquema de economías más dinámicas, sino en que además son grandes productores y compradores de oro y han conformado unas gigantescas reservas para respaldar al Yuan en esta movida, que por sí sólo no podría avanzar e imponerse. El oro, el haber sido reconocido el Yuan como moneda internacional por el FMI en octubre de 2016, el haber desarrollado todo un sistema de instituciones financieras en la City de Londres que le permite plantear no solo al yuan como moneda, al petróleo y al oro como respaldo sino usar al dólar como pieza en el camino para viabilizar y echar a andar el mecanismo que le facilita además, utilizar sus reservas de dólares en bonos del tesoro de EUA, por más de un billon de dólares, para aceitar el mecanismo y para debilitar jugadas de la Fed contra el nuevo esquema de moneda internacional.

A esto se agrega, que el Yuan del BRICS multipolar esta ya conformado y respaldado por una canasta de monedas más una nueva arquitectura financiera (con su Fondo de fomento y desarrollo, su banco de financiamiento y su sistema de compensaciones alternativo al SWIFT) donde solo resta que EUA y Japón se sumen. A todo esto se suma también la nueva arquitectura productiva-comercial de la nueva ruta de la seda (OBOR) y su iniciativa de inversiones por 500bn lanzada el 14 de mayo de 2017.

Por todo esto es muy importante lo que sucede en África, en Latinoamérica (Brasil, Argentina, Venezuela, Colombia, México, etc.) y también en Europa con la consolidación de la UE como continentalismo que mira hacia el este y el BRICS, en medio del desarrollo de la crisis llamada Brexit, con un globalismo financiero jaqueado en la City de Londres, que se apoya ahora en la City de Paris y en el gobierno del pro-globalista de Macron; a partir de la OTAN y sus fuerzas irregulares (Isis/EI/etc.) produciendo migraciones masivas orientadas; y en la capacidad de destrucción/producción masiva de subjetividad política e ideológica de las plataformas globales de comunicación en red y operando por individuos a través del manejo del Big Data con su bombardeo continuo que alimenta euro-escepticismo localista que fragmenta lo continental y solo alimenta la nada-global como salida, que solo puede ser capitalizada por la red global de cities financieras que operan desde los bancos centrales y sus gobiernos de elites tecnocrático-financieras no-electos por los pueblos.

Es aquí donde se observa la importancia de la consolidación del núcleo continentalista de poder en la UE conformado por Alemania/Francia/Italia y sostenido en la producción industrial/científico/tecnológica con justicia social. Por ello las elecciones en toda la UE, en Alemania y Francia han tenido una connotación e importancia superlativa.

Y las lecturas no-situadas de las propuestas electorales en términos de izquierda socialdemócrata (ahora copada en su cúpula por las oligarquías globales) y la extrema derecha fascista (que atrae a la burguesía y pequeños empresarios de escala local-nacional) promovida por las plataformas globales comunicación, por los atentados de los terroristas de la Otan/Isis y otros instrumentos recuperados de la segunda guerra mundial, y financiados por el dinero global del crimen organizado administrado por los mismo bancos, son más perjudiciales que nunca y solo suman al globalismo neoliberal o progresista socio-liberal.

Descargue el artículo completo

PDF - 513.6 KB
Hacia un nuevo sistema monetario internacional - artículo completo

Comentarios

Comentar esta breve