Departamento Ecuménico de Investigaciones
"La justicia como la palma florecerá".

Categories

Portada del sitio > Publicaciones > [artículo] Trabajo productivo vs. Trabajo improductivo ¿Cómo categorizar la (...)

Publicaciones
10 de marzo de 2017

[artículo] Trabajo productivo vs. Trabajo improductivo ¿Cómo categorizar la geopolítica hoy?

Wim Dierckxsens*

Introducción
El concepto de trabajo productivo/improductivo es relevante para mejor entender la economía capitalista de hoy, al acentuarse la contradicción existente entre la producción y la apropiación de valor excedente por el capital financiero, que conforme se expande presiona de manera exacerbada sobre la apropiación y redistribución del excedente. Lo anterior pone en creciente conflicto diferentes fracciones de capital que define el cuadro geopolítico de hoy. La subsunción real del trabajo por el capital exige, no sólo la subordinación del trabajo asalariado al capital dentro de la empresa, sino hoy en día en la actual fase de la globalización también de los trabajos y actividades efectuados en la totalidad de los espacios sociales.

Podría afirmarse incluso que la subsunción real implica la subordinación de la tecnología, la cultura, la subjetividad, la política y las relaciones sociales en su conjunto, al ciclo del capital. La subsunción del trabajo por el capital no es condición suficiente para la generación de plusvalía. Si este capital no invierte en la economía real, es decir en trabajo productivo, este trabajo improductivo que emplea podrá generarle ganancia pero no plusvalía. Con la financierización de la economía, la subsunción real del trabajo al capital se ha dado cada vez más en el ámbito improductivo. En apariencia y medido por las ganancias el capital financiero pareciera incluso más productivo que el capital industrial. Lo anterior no solo compromete el ciclo reproductivo del capital a nivel global sino provoca fuertes confrontaciones entre fracciones de capital, fenómeno a la vista hoy.

Con la globalización neoliberal ha dominado la política económica que promueve
la liberalización de los mercados en general y de los financieros en especial. El
poder de los Estado-nación para definir con independencia su política económica
dentro de un marco nacional, se ha visto reducido de forma drástica, primero en
los países periféricos en general y luego en la Unión Europea y en el área del
NAFTA en particular. Es el paso del Estado-nacional al Estado-Regional-Continental.

Es más todavía, durante la última década del siglo pasado, a partir de megafusiones y grandes adquisiciones, las transnacionales y los principales
bancos financieros se transforman en «Estados privados sin fronteras ni
ciudadanos». Forman juntos y entrelazados un capital financiero globalizado que
no da cuenta de nada a nadie más allá de sus mayores accionistas.

*Agradezco los aportes de Walter Formento para este artículo

PDF - 477.9 KB
Descargar artículo completo

Comentarios

Comentar esta breve