Departamento Ecuménico de Investigaciones
"La justicia como la palma florecerá".

Categories

Portada del sitio > Publicaciones > Artículos para descargar > La batalla de imperios financieros por el mundo

La batalla de imperios financieros por el mundo

Walter Formento—Wim Dierckxsens

LA BATALLA DE IMPERIOS FINANCIEROS POR EL MUNDO
¿Un mundo en transición histórica? *

Walter Formento Wim Dierckxsens

Los imperios financieros en el mundo

En la actualidad el capitalismo aún continúa siendo capitalismo pero entró a la escena un capital global que está haciendo -al parecer- de todo el mundo o de todos los países “neo-colonias emergentes”, todas colonizadas por el gran capital financiero transnacional.

Una nueva forma de capital que necesita negar al estado-nación de país central (o estado-corporación multinacional) como modo de organizar y producir el Estado del poder-valor. El Estado fue: Ciudad-Estado, Estado-Reyno, Estado-Nación (en las metrópolis), Estado-Multinacional (Corporación multinacional de país central) y a ahora en desarrollo el Estado-Global (Estado-Red Global de Citis Financieras). Partiendo de que solo hay Estado, dentro de la racionalidad capitalista, donde hay poder de producir-organizar acumulación ampliada de riquezas.

Este Estado-Global financiero, asume como Estado-Practico, el modo y forma de una doble plataforma de nodos de ensamble, una de ensamble de servicios financieros en red a la gran banca global (comercial y financiera, aunque la financiera es la central y subsume a la comercial), y otra la plataforma de nodos de ensamble de la red proveedores hiperespecializados /hiperfragmentados/ informalizados/deslocalizados de bienes y servicios a la producción real.

La plataforma de nodos que conforma la gran banca global es permanentemente invisibilizada/ocultada por mecanismos tales que exaltan solo la plataforma de nodos de ensamble de proveedores de bienes y servicios reales. Tal capacidad de focalizar y exaltar para ocultar, sucede por el desarrollo de plataformas mediáticas transnacionales que monopolizan el espacio de la comunicación e imponen que la realidad es aquella que transcurre en el espacio virtual, donde nos llevan a comportarnos frente a esto como si fuera el terreno donde se disputa el poder y se libran los enfrentamientos entre intereses en conflicto, es decir el terreno de la política. Conocido es por todos que quién imponga el terreno donde se libra la lucha, se habrá impuesto en el conflicto. Dos plataformas de comunicación mediático-virtuales enfrentadas se destacan hoy, la global que tiene como núcleo a la CNN-Ted Turner-Time Warner y la multinacional que lo tiene en Foxs News Corp-Rupert Murdoch.

• Ponencia presentada en VII CONFERENCIA LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA DE CIENCIAS SOCIALES (CLACSO) - Noviembre 2015 - Medellín, Colombia

La pregunta que emerge necesariamente es si van a lograr imponer un Estado global financiero. Donde la geografía es social y la ciudadanía son proveedores-y- consumidores en relación de producción con plataformas transnacionales financieras. En la actualidad, ´los bloques económicos se caracterizan por una etapa intermedia en la superación del capital transnacional de todo tipo de frontera´ (Wim Dierckxsens, Los límites de un capitalismo sin ciudadanía: DEI, Costa Rica 1998).

La pregunta es, si realmente nos encontramos en un momento histórico en el cual la nueva forma de capital financiero global, que niega a la anterior forma financiera y niega al capital financiero en su conjunto, va imponiendo una nueva forma de capital y, abre también la posibilidad a la negación del capitalismo y la irrupción de “algo” nuevo pos-capitalista. Algo nuevo que se desarrolla como multipolarismo emergente.

El capital financiero globalizado puja desde Wall Street y la City de Londres, más toda una red de citis financieras globales (Hong Kong, Bombay, Buenos Aires, Sao Pablo, Qatar, Teherán, etc.), por un Estado global sin fronteras o “barreras” nacionales a la libre circulación de ese capital financiero. Puja por un Estado sin ciudadanía, es decir, sin una participación de los pueblos más allá de las a menudo alienantes redes sociales y redes de medios de la televisión satelital. Donde los pueblos que producen-trabajan directamente son parte de redes de plataformas que proveen bienes y servicios a ETN´s (empresas transnacionales). Son pueblos y ´ciudadanos´ sin mayores derechos económicos (es decir, sin ciudadanía) en relación a ETN´s, que son partes de la GBF (plataformas de servicios financieros) que pujan por dominar directorios de Bancos Centrales (BC) y que los BC sean dominantes respecto de los gobiernos-locales-nacionales (municipales es su objetivo). De modo que el gobierno del Estado se instrumente a partir de una administración estatal que ascienda-y-descienda por la burocracia financiera de los BC, de los GBF y de las ETN´s.

Tratase de un Estado con instituciones propias más allá de las naciones, que la supera conteniéndola en otro orden, donde niega lo nacional como tal identidad e impone una nueva identidad local, asociada a la corporación ETN, como tendencia. De aquí que la relación entre el par local-global es orgánica a la nueva forma de capital global, por lo que construye y lo que diluye-desarticula. Donde puedan imponer a los ´ciudadanos´ (es decir, un ciudadano sin derechos políticos ni económicos) procesos sin necesidad del “juego electoral democrático” propio de los partidos ideológicos de masas y si más propio de las grandes corporaciones mediáticas y del marketing político ocupando el lugar de los partidos políticos de masas; con sus propios órganos, su propio sistema jurídico de propiedad material e intelectual y, sobre todo con la posibilidad de una fuerza armada global (la OTAN).

El Estado global busca y requiere instaurar una moneda independiente de cualquier nación que permita incluso diezmar el poderío de EEUU como estado- nación central, donde diezmarlo implica fragmentar el complejo financiero militar industrial y la Reserva Federal (Fed) como banco central único. Lo anterior supone sustituir al dólar y con ello pujas de poderes incluso al interior de EE.UU.

Son precisamente las contradicciones internas entre bloques económicos en conflicto por la hegemonía que ponen el mundo en suspenso por lo que podrá suceder en el plano militar.

La lucha entre fracciones financieras transnacionales en el centro unipolar del poder financiero, EE.UU.

En el territorio económico de EEUU (que implica el NAFTA -North American Free Trade Agreement-: EE.UU.+ Canadá+ Méjico) hay otra fracción de capital financiero transnacional que brega más bien por fortalecer a EE.UU. apuntando a “Otro Siglo Americano” basado en el Dólar, viendo en ello la garantía de su propia hegemonía. Esta fracción está expresada en parte por el Tea Party del partido Republicano y hegemonizado por capitales con asiento en la esfera del complejo industrial-militar, el petróleo, la industria farmacéutica entre otras, entrelazados en los directorios de sus megabancos y de sus corporaciones multinacionales (JPMorgan-Chase, Bank of América y Goldman Sachs, etc.) con mayor desarrollo en lo nacional y multinacional que en lo global, no sería internacional porque se desarrolla negando lo nacional y sus relaciones.

La proyección de poder de la gran banca multinacional es desde el país central multinacional, proyectándose como unipolarismo-unilateral, y delimita estados- continentes. Es la continuidad de la Trilateral con tres áreas y tres monedas que tiene su momento más elevado en 1998 (Dólar, Marco y Yen). Con la derogación de la prohibición de la banca de inversión como instrumento financiero, con la “caída” de la Roosveltiana ley Glass Steagal en diciembre de 1999, la gran banca global abre el enfrentamiento y la crisis con la gran banca multinacional de país central como forma dominante de capital y de estado. Esta le responderá con la “caída” de las “Torres Gemelas”, en tanto asiento del World Trade Center (centro del comercio financiero global) y el inicio de una guerra militar transnacional bajo la forma de “choque de civilizaciones” a la guerra financiera que había iniciado el capital global.

La fracción asentada en Wall Street-Londres proyecta instaurar poder global desde la red de city´s financieras multilaterales (Citigroup-Barclays-HSBC- Lloyd´s-ING Baring, Santander CH, etc.). Su proyecto es desarrollar un Estado- Global en la forma de red financiera unipolar-multilateral de city´s financieras. Aunque ambos son modos de poder unipolar y financiero, la multinacional se encuentra claramente en su fase de declinación (superación dialéctica) pero con fuertes intentos de ´Restauración´, basado en que aún es dominante en el pentágono, en el complejo financiero-industrial-militar.

La Global se encuentra en su fase ascendente pero es fuertemente confrontada con la política de restauración del capital financiero multinacional y, a partir del año 2014 cada vez más también con la alternativa del mundialismo BRICS- Multipolar.

El Brics, si bien como denominación viene de 2001 como terminología de los gerentes de inversión financiera (J O´Neill de Goldman Sachs), nace en su connotación política en diciembre de 2008, como expresión de la inclusión de las

grandes economías emergentes al G7, conformando el G20 para hacer frente a la Crisis Financiera Global. Estas economías son consideradas emergentes en tanto son lugar de radicación de la deslocalización de las empresas transnacionales y motorizadas a partir de estas. Donde el dato central es que importan-integran- exportan subordinadas a las ETN´s.

Los investigadores trabajaron con una base de datos de 37 millones de empresas de todo el mundo y buscaron las interconexiones entre ellas obteniendo las
43.000 transnacionales –ETN´s- que las unían. Luego desarrollaron un modelo para estudiar la participación de las redes de accionistas que unían a estas transnacionales y llegaron a determinar un núcleo con 1.318 empresas, que representan el 60% de los ingresos mundiales.

En su proceso de desenredar aún más la telaraña de esta red, encontraron un “súper nucleo” de 147 empresas estrechamente unidas que son los que controlan el 40% de la economía mundial. La gran mayoría de estas empresas son entidades financieras de Estados Unidos y Gran Bretaña. (ver, La red capitalista que controla el mundo. Andy Coghlan y Debora MacKenzie, 25-10-2011. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=138137)

Algunos leen estos datos para concluir que el mundo lo “controlan y manejan” un pequeño grupo de grandes bancos y banqueros que poseen intereses y proyectos estratégicos comunes. Algo así como la errónea teoría del ultra-imperialismo de
1914. Una teoría que oculta y niega la lucha inter-imperialista, sus fracciones,
sus crisis, transiciones y cambios de forma, sus proyectos y concepciones diferentes, algo que beneficia a quienes parece criticar.

Avanzando, es importante tener presente que aproximadamente el 67% del comercio mundial se explica en tanto comercio intra-transnacionales y el 50% como intra-trasnacional. Donde el 50% de la riqueza social producida/ensamblada en la economía de las transnacionales tiene asiento en paraísos fiscales (Londres-Delaware-Hong Kong, etc.) por lo tanto es opaca- invisible a los ojos del estado-nación de país central y solo el 52% es visible a las instituciones de la administración de los países centrales y dependientes. Donde lo declarado-visible son un 39% en costos del supermercadismo, 1% en beneficios del supermercadismo, 1% de beneficios declarados, 1,5% de ingresos a trabajadores y 10,5% otros costos. (ver: Latindadd, Red de Justicia Fiscal, Rodolfo Bejarano). Esto nos permite dimensionar el peso de las ETN´s en general sin distinguir, entre las redes financieras globales, las corporaciones multinacionales y los grupos económicos internacionales.

Importante también es señalar el momento 2009-2012, cuando las economías emergentes empiezan a desarrollar sus mercados internos de modo integral (no solo lo que necesitan las ETN´s que es importar-ensamblar-exportar), a partir de sustituir bienes y servicios y, desarrollar nuevos bienes y servicios. Por lo tanto, a comportarse con proyecto propio multipolar, alternativo y complementario al globalismo financiero.

La creciente integración económica y militar de la Eurasia de los Brics, les preocupa de suma manera a ambos capitales financieros en particular. Lo

anterior no quita que la confrontación abierta entre el capital global y las fuerzas de la Restauración, que sigue constituyendo aun la contradicción principal.

La confrontación financiera global se desarrolla a partir de 2001 con la “caída” (voladura) de las Torres Gemelas; seguido en 2008 por otra “caída”, la del Lehman Brothers (controlado por el Citigroup, megabanco que es parte del esquema globalista financiero). Diez años después apenas entra realmente en escena la alternativa de los BRICS (Vea Walter Formento, La situación para Syriza-Grecia después de la victoria electoral).

La economía-política transnacional se despliega con economías de países centrales paralizadas (creciendo a menos del 1%) al estancar la inversión productiva. Debido a la tendencial baja en la tasa de ganancia en el centro, el capital financiero más dinámico se globaliza y el capital productivo que opera como nacional o transnacional aún en EE.UU., por ejemplo, muestra un envejecimiento de su capital fijo alcanzando niveles de fines de los años treinta (ver, Michael Hennigan Average age of US industrial equipment at highest since
1938, http://www.finfacts.ie/, 15 de agosto de 2014). El capital que globaliza
opera en economías reales de países dependientes (emergentes para los capitales globales) que crecen-emergen a una tasa media del 7% (sobre un PPA de 14bn). La economía china lo hacía en el pasado, por años incluso al 14% (sobre un PPP de 7bn aproximado). La tasa de crecimiento en los países emergentes está actualmente a la baja (4% de media).

La Unión Europea, Estado-Continente

La Unión Europea (UE) constituye en este entorno un bloque regional de poder de país-central (Estado-Continente), conformado hoy por 27 países. Los grandes capitales financieros Alemanes, en primer lugar, junto con los de Francia, se despegan de su base nacional y se transforman en capitales financieros de la UE, para hegemonizar este bloque continental. Es interesante observar que el capital fijo en los países de la UE (y no solo en Alemania) no se ha envejecido a partir de los años setenta, contrario a lo que pasó en EE.UU. (Ver, Bernd Görzig, Depreciation in EU member states, http://www.euklems.net; abril de 2007, pp21).

Luego de la crisis financiera global de 2008, desarrollaron un proceso de centralización de poder económico y político institucional a partir de lo que se denominó la segunda ola de Crisis Financiera Global (CFG) de 2010-2012. La segunda ola de Crisis Financiera Global, se inicia con el “estallido” de la crisis en Grecia, país periférico en el bloque. En 2015 la nueva crisis en Grecia solo ha acentuado aún más esta tendencia. A partir de esta crisis, el gran capital financiero europeo -UE- logra imponer condiciones de expropiación de todo lo que era empresas-estatales griegas. Alemania y Francia no solo lograron centralizar poder en Grecia sino en toda la Unión Europea como Estado-UE.

La City de Londres, otro centro de operaciones del capital financiero global a la par de Wall Street, contraataca la Unión Europea en esa coyuntura tratando de ampliar la crisis hacia países como España, Italia y de ser posible Francia. El objetivo fue producir una crisis que pueda imponer el programa del globalismo financiero y bloquear el programa de los grandes capitales financieros Germano-

Franceses de avance en la “Restauración” de la Unión Europea política- económica-y-cultural como bloque de poder. Son dos programas de centralización de autonomías de los estados-nación: uno vía centralización desde la política- estado (UE –Unión Europea-), para conformar un Estado-Continente; y el otro programa, vía la centralización desde lo financiero-mercado para conformar un estado global, universal. El desarrollo de la coordinación “trilateral” entre EEUU- ALCA, más la Alemania-UE, más Japón-APEC como lógico devenir del Plan Marshall, era la vía unipolar-unilateral hacia un Estado-Mundial. La intervención de China y Rusia con diversos instrumentos consolidó la posición de Alemania- Francia y debilitó a Londres-Inglaterra (2009-2012), debilitando el desarrollo de la estrategia unipolar-financiera globalista.

Si con la primera “Crisis Griega”, noviembre de 2009, se abrió el proceso de centralización del poder económico político de las “burguesías nacionales” a la oligarquía financiera de la UE, con la “segunda” crisis griega de enero de 2015, se manifestaron y profundizaron las grietas entre Francia y los capitales financieros multinacionales dominantes en la UE (originarios de Alemania los más poderosos, pero no los únicos) y con ello de la UE. La situación en la Unión Europea actualmente es tal que los ex estados-naciones que conforman la UE, ya no son estados, en realidad son solo 27 naciones en un estado-continente –UE- y hasta Francia sufre las consecuencias negativas. Por ello la “crisis griega del 2015” que se plantea desde Grecia como un nacionalismo popular anti-imperial, permite que Francia pueda expresar la resistencia de las naciones (burguesías locales) frente a la oligarquía dominante en la UE que centraliza su poder, desplazando el estado-poder de lo nacional a lo continental (Estado-UE), o puede expresar las luchas internas entre las fracciones financieras que conforman en el nuevo bloque de poder dominante en la UE, aunque muy posiblemente una combinación de ambas.

El presidente de Francia, Hollande, ´interviene´ en la crisis con Grecia, por intereses propios, algo más humano que los buitres de Berlín. La negociación dura y prolongada ha dejado en evidencia una fractura conceptual entre Francia y Alemania sobre lo que debe ser la unión monetaria. Grecia fue el peón en el juego de ajedrez entre Francia y Alemania (Claudio Testa, La crisis en Grecia desnudó las contradicciones en la UE- Alemania y Francia: tensiones entre socios cada vez más desiguales, www.socialismo-o-barbarie.org 16 de julio de 2015).

En realidad hay un nuevo bloque financiero de poder que se ha conformado reuniendo y sintetizando a las oligarquías de todos los países miembros, sintetizados por el eje-oligárquico financiero germano-francés por encima de las naciones. La reciente Crisis Griega, llamada Crisis de la Deuda, es la manifestación de la Crisis de la Unión Europea, en tanto pone de manifiesto el límite del bloque financiero Unión-Europea. La crisis de la Unión Europea es la crisis de las fuerzas de la restauración que cada vez más se manifiesta como un Estado-Buitre dirigido desde Berlín.

Desde un abordaje geopolítico, las fuerzas de la restauración del Estado continental-multinacional de país central, tanto en EE.UU. como en la Unión Europea, están cediendo cada vez más posiciones en su defensa, y su situación los torna en consecuencia cada vez más virulentos. Están asumiendo cada vez más una posición defensiva frente a la amenaza que supone es la ofensiva del

globalismo financiero, y por lo tanto agresiva en la necesidad de centralizar los grados de libertad de las burguesías locales de cada nación subsumida en la UE.

Lo que está en juego no es solamente la dirección que debe tomar la zona euro, sino la sobrevivencia misma de la UE. Es preciso saber que la gran banca Deutsche Bank está muy comprometida, no solo con los bonos soberanos de Grecia, España, Italia o Francia sino con los bonos (chatarra) de todos los países de la eurozona. Para protegerse tiene una cartera de derivados entrelazados con todos los mayores bancos en Occidente a fin de cubrir riesgos de impago de la deuda y/o los intereses. En total Deutsche Bank posee 25 billones de dólares en derivados con bancos centrales y otros grandes bancos que al caerse provocaría un efecto en cadena múltiples veces más grande. Lo anterior significa si Deutsche Bank cayera, caerán otros bancos grandes y entre otros City Group, HSBC, JP Morgan, Goldman Sachs, Barclays, Societé Génerale, etc. La crisis se tornaría sistémica. (Vea Jim Willie, If Deutsche Bank goes under it will be Lehman times five, www.silverdoctors.com, 7 de octubre de 2015).

Ante la Crisis de la UE, crisis que abre una transición donde: por un lado, Grecia aún no pudo restaurar el proceso abierto a la posición de Estado-Nación (recuperando poder-grados de libertad), y por el otro, no logra la UE consolidarse como Estado-Continente profundizando la centralización de poder, habla que están en crisis las formas de proyectarse hacia el futuro. Tratase de una estrategia restauradora unipolar multinacional en crisis.

En medio de una crisis estructural de época que es general-mundial y no solo de Europa y de la UE, a esta se le abren dos opciones transformadoras. Puede avanzar transformándose políticamente ya sea en parte de la Red Financiera Global con la cuasi segura subordinación de sus 27 naciones componentes a la Red de citis financieras Angloamericanas globales, mediante el Tratado Transatlántico de Inversiones y Comercio (TTIP), o más bien avanzar transformándose en parte de la Red de Polos del esquema de poder multipolar, vinculándose con el proyecto de Eurasia, van-guardado primero que todo por Rusia y China y los demás países de los BRICS, con todas las implicaciones geopolíticas que semejante rumbo tenga.

BRICS ante los imperios financieros

En julio de 2014, el conjunto de países BRICS que forman parte del G20 (las veinte economías más importantes, centrales -G7- y emergentes), presentan, un esquema alternativo a los dos esquemas transnacionales financieros unipolares. Este proyecto alternativo pasa a denominarse nueva arquitectura financiera- productiva BRICS-Multipolar, compuesto por un Banco de fomento y desarrollo, un Fondo de reservas monetarias de los Estados miembros, un sistema de compensación de intercambios (CIPS) para comerciar en monedas propias. Este proyecto se conforma a partir de Bloques regionales continentales de poder emergentes: China-OCS, Rusia-Unión Aduanera Euroasiática, Brasil-Unasur- Celac, India-, Sudáfrica-, Iran-Egipto-Siria. Los países se encuentran en varios esquema de uniones aduaneras o áreas de libre comercio, lo que distingue los momentos son la dinámica de los procesos, qué instituciones los articulan y

quién/es lidera/n el proceso. Conformando en conjunto un globalismo multipolar productivo en su desarrollo.

Desde la crisis del Lheman Brothers de 2008, los capitales financieros multinacionales (asentados en las economías centrales en forma dominante) se encuentran retrasándose en su capacidad de acumular, mientras los capitales financieros globales (asentados en modo proporcional globalmente, en las EC – Economías Centrales- y las EE – Economías Emergentes-) logran acumular a gran velocidad. Es aquí donde el capital logra aumentar la tasa de ganancia en la economía real. Estos capitales han sido financiados desde la Reserva Federal en un volumen de 85 billones U$S/mes, a una tasa de interés de 0% y comprando su deuda de “bonos basura”. Esto financia de modo dominante al mundo emergente financiero global de manera directa (e indirectamente la estrategia de los países dependientes), pero también hace crecer la burbuja de deuda financiera a un tamaño diez veces mayor que la que estalló en 2008 (la economía real esta aproximadamente en 75 billones y la economía financiera próxima a los
750 billones, aunque los debates entre especialistas oscila entre los 750 Bn –
agosto 2014- y los 1200 bn, entre 10 y 16 veces la economía real).

Todo esto profundiza las diferencias y la confrontación haciendo que la guerra financiera sea la moneda común. En la guerra financiera el proyecto multinacional tiene menos “capacidades”, pero en la guerra militar es fuerte aun. Solo en este contexto se comprende cómo Francia se alineó con los halcones de EEUU en torno a Siria y que Obama llega a negociar en nombre de los globalistas con Putin. Dos terrenos de fortalezas diferentes que se expresan actualmente en las pujas por el control de Medio Oriente. Incluso puede entenderse mejor los “tácitos” acuerdos entre Obama-Castro-Francisco y entre Obama-Putin-Xi Jimping en el marco de la semana de la Asamblea de la ONU. Acuerdos que dieron paso a acciones que dejaron siempre mal parado a los Republicanos- Buitres-Financieros.

Los BRICS nacen como los países “emergentes” con peso mundial, por volumen de población, de materias primas y por ser territorio de deslocalización de los capitales financieros globales desde 1994, que conforman el G20, junto a los “viejos” países centrales del G7.

Los BRICS expresan en su primer momento una relación estratégica subordinada a los intereses financieros globalistas (2008-2010). Luego (al no ser aceptados como verdaderos socios en el Fondo Monetario Internacional -FMI-) buscan definida y agresivamente su propio espacio geopolítico. Originalmente, el FMI había propuesto en 2010 anunciar un cambio de moneda internacional en 2014 a partir de los Derechos Especiales de Giro (DEG´s) para posponerlo luego a una fecha antes de finalizar el año 2015. El 11 de Agosto de 2015 en el FMI decidieron posponer la inclusión del yuan a la nueva canasta de monedas y sus respectivos valores para el 30 de setiembre de 2016. La aceptación del yuan hubiera sido el primer paso en firme para que fuese considerado como una moneda de reserva internacional. Artos de ser engañados (negados), a partir de julio de 2014, los BRICS-Multipolares no financieros, plantean en Brasil su programa de nueva arquitectura económica, financiera, política y cultural. A partir de ello el multipolarismo de los BRICS adquiere mayor agresividad.

BRICS insurge como proyecto estratégico no financiero. Como opción estratégica desde los países dependientes-subdesarrollados-periféricos-no alineados. Insurge en el marco de la guerra financiera transnacional inter-imperialista y a partir de las decisiones del FMI se pone de pie con un proyecto propio en confrontación con los capitales financieros. Insurge en el momento en que el mundo dependiente-“emergente” se vuelve centro dominante de producción y consumo de riqueza social. China justifica su accionar en la medida en que el FMI no permite la inclusión del yuan en la determinación del valor de los Derechos Especiales de Giro y no habilita a dicha moneda como instrumento de cambio internacional. Aunque el centro dominante de las capacidades militares aún se encuentra en EEUU, en tanto país central financiero Buitre, la presencia de Rusia y el acuerdo militar entre este país con China y otros países de Asia, otorga mayor fuerza geopolítica disuasiva al proyecto BRICS-Ampliado.

Avanzar en la salida Multipolar BRICS-Ampliado se torna cada vez más factible. La propuesta cuenta con un Banco de Desarrollo y Fomento como con un Fondo de Compensación entre los instrumentos más importantes. El esquema avanza proponiendo un instrumento de cambio (moneda) mundial multipolar potencialmente basado-respaldado en oro, en sus reservas de oro que han subido vertiginosamente aunque el país no las reconoce oficialmente. Este esquema de poder conforma a la vez una mayoría institucional mundial activa a partir del G77+China (que reúne un piso de 140 votos sobre una asamblea de 197 miembros en total).

China, a la par, recientemente lanzó la iniciativa de un servicio de pago internacional, el CIPS –China International Payment Platform – una “alternativa” al SWIFT -Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication- creado en 1973. El SWIFT lanzó la amenaza con destino ruso de desconectarle sus bancos. Rusia ha respondido con la creación de su propio sistema, aunque obviamente la potencia del sistema Chino que incorporaría gran cantidad de entidades financieras es superior. El CIPS garantizaría una mayor cobertura del yuan en los pagos internacionales y permitiría a esa moneda avanzar hacia su conversión como moneda de reserva.

No es diferente, lo que pasa con el nuevo sistema que rige desde marzo de 2015 para la determinación del precio del oro. Hasta el 19 de marzo de ese año, el precio fue fijado por London Gold Fix1 cuyos 5 socios -que pasaron igualmente a formar parte del nuevo sistema de fijación de precios- son: Bank of Nova Scotia, Barclays, Deutsche Bank, HSBC y Societé Générale. Hubo presunta manipulación en la fijación de precios del oro, plata, platino y paladio. Delitos del mismo tipo se comentaron con la fijación de la tasa LIBOR. Ahora la fijación del precio del oro se gestionará a través de una plataforma de negociación electrónica para la London Bullion Market Association (LBMA).

El precio del oro se va a dejar de fijar diariamente como desde hace casi 100 años mediante acuerdos privados a través de videoconferencia entre los cuatro miembros del London Gold Market Fixing Ltd., que en la actualidad son, Bank of Nova Scotia-Scotia Mocatta, Barclays Bank PLC, HSBC Bank U.S.A., y Société

1 Institución fundada en 1919 por N M Rothschild & Sons; Mocatta & Goldsmid; Samuel Montagu
& Co.; Pixley & Abell; y Sharps & Wilkins.

Générale SA. Tres bancos chinos ya son miembros de la LBMA y participarán más directamente en la fijación del precio del oro. Esto significa que los inversores chinos tendrán una mayor y más directa influencia sobre el precio internacional del metal. China a través de los bancos de propiedad estatal, ya controla el Shanghai Gold Exchange (Bolsa de Oro de Shanghai), el mayor mercado físico en Asia. China ha venido aumentando significativamente sus reservas en oro a la vez que es el mayor productor de oro en el mundo. El país adquiere de esta forma mayor poder para crear un caos financiero simplemente ‘subiendo’ la cotización del oro. Si lo hacen, será sólo una cuestión de tiempo, para que el sistema de reserva fraccional londinense de cuentas de oro sin respaldo físico colapse, dejando a Shanghai como único mercado físico importante en el mundo (Vea, Marion Mueller, Se reforma el sistema para fijar el precio de oro en Londres;
.www.loff.it.abc.es; 16.03.2015).

China ha venido aumentando significativamente sus reservas en oro a la vez que es el mayor productor de oro en el mundo. Es preciso saber que Rusia como China son hoy los más activos compradores de oro a nivel mundial. En general en la medida en que le es posible, los países de Eurasia están posicionando cada vez más sus reservas en dicho metal. La pregunta es qué pasaría con el Dólar si China decidiese hacer el yuan convertible al oro. Una nueva moneda mundial con respaldo en el oro, implicaría un profundo cambio no observado desde cuando EEUU impuso el Dólar, sin otro respaldo que su poder militar desde 1971/73. Estos posibles escenarios de cambio en lo económico conllevan cambios también en lo político, militar y estratégico.

Todo esto hace vislumbrar la necesaria e inevitable Crisis del Dólar, como instrumento de cambio y reserva mundial. Un instrumento cuyo respaldo más importante hoy radica en la alta capacidad bélica del complejo financiero industrial-militar norteamericano. La Crisis de la UE implicaría, en el fondo, la posibilidad abierta de la Crisis del Dólar, y la Crisis del Dólar implicaría la crisis del conjunto de jugadores del Unipolarismo Financiero Multinacional (Fuerzas de Restauración-Buitres-Tea Party) y pondría en plena ventaja al esquema unipolar Globalista si no fuera que el BRICS-Ampliado estuviese en el camino de su desarrollo propio. Lo anterior pone a Rusia y China como los enemigos más directos no solo de los globalistas, sino también de las Fuerzas de Restauración en EE.UU.. Los últimos, sin embargo, no toleran que Medio Oriente se escape a las manos de EE.UU ya que significaría el fin del dólar como moneda internacional. Con ello divergen radicalmente con los globalistas sobre Irán.

La geopolítica actual

En Ufa, Rusia se dieron cita, entre el 8 y el 10 de julio de 2015, las cumbres internacionales de la Organización de Cooperación de Shanghái y del BRICS. Es ahí donde una nueva arquitectura económica, política y cultural se desarrolla y toma forma.

La nueva arquitectura incluye el NBD –Nuevo Banco de Desarrollo- un fondo común que financiase inversiones recíprocas y una alternativa a los organismos financieros internacionales; el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (Asian Infrastructure Investment Bank o AIIB); el Fondo de Reserva, el cual

permitirá reaccionar a tiempo y de manera adecuada a las fluctuaciones de los mercados financieros y sus golpes financieros por corridas; el CIPS que le permite romper con el “monitoreo” que realiza EEUU sobre el sistema financiero mundial; La Moneda propia, los estados del bloque habrán de establecer una unidad de cuenta común que refleje el promedio ponderado de la cesta de las monedas de los BRICS. (¿Cómo crearán los brics su propia moneda?. 5 sep 2015, ria novosti.)

China, recientemente lanzó la iniciativa de un servicio de pago internacional, el CIPS como “alternativa” al SWIFT, sistema que construyo la amenaza con destino ruso de desconectarle sus bancos (en el marco de un conjunto de sanciones económicas aplicadas a ese país por la llamada crisis de Ucrania). A la vez, Rusia primero, y China después han respondido con la creación de su propio sistema. Lo fundamental es que el CIPS garantizaría una mayor cobertura del yuan en los pagos internacionales y permitiría a esa moneda avanzar hacia su conversión como moneda de reserva y de la moneda Brics, conformada como canasta de monedas.

Salir del SWIFT que aparece como un mecanismo “técnico”, puramente “neutral”, según los magnates de Wall Street y la City de Londres. Fue no obstante salir del dispositivo que dominan las transnacionales del unipolarismo financiero, en otras palabras, una confrontación directa con los globalistas y los buitres.

Los ataques del 11 de septiembre a las Torres Gemelas sirvieron para que Estados Unidos se inmiscuyera en el sistema de pagos: el Departamento del Tesoro solicita desde entonces “información específica” con la excusa de que “monitorea” los canales de financiamiento de “grupos terroristas”. De esta manera, con el argumento de que se encontraban inmiscuidos en actividades ilegales se desconectó a los bancos iraníes del SWIFT hace 3 años, situación que puso en aprietos la provisión de crédito a las operaciones de comercio exterior del país persa. Además, Washington abrió el camino para la intromisión de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés). Según las revelaciones de Edward Snowden, ‘Follow the Money’ es el nombre del programa especializado de la NSA que se encarga de espiar el sistema financiero global. Por lo tanto, Estados Unidos se hizo del control cuasi monopólico del sistema de pagos internacionales para asfixiar a sus rivales.

Hasta ahora la desconexión de SWIFT aún no se ha implementado en contra de Rusia por la “falta de autoridad” de las autoridades regulatorias. Pues, una cosa es castigar a una potencia regional, y otra muy distinta es entrar en una batalla cara a cara con una potencia mundial. (Rusia precipita el abandono de SWIFT entre los BRICS. 30 sep 2015, Ariel Noyola Rodríguez, RT.).

Todas estas instituciones fueron parte del programa anunciado en Fortaleza, Brasil, en Julio de 2014, ahora en Ufa se define que empiezan a desarrollarse concretamente y fueron parte importante del temario de todas las reuniones.

Pero no solo eso sucedió en la reunión de Ufa, también se hicieron presentes los países que forman parte de los acuerdos profundos a partir de cada uno de los grandes países del Brics, como aquellos que componen la OCS (Organización de Cooperación de Shanghái), los que componen la UAE (Unión Aduanero Euroasiática), y los que ingresan como invitados tal el caso de Paquistán e Irán.

Pero también hay que recordar aquellos que son parte con Brasil, de la Unasur- Celac que están expectantes por sumarse directamente.

Aunque lo más impactante que aparece, y que descoloca la mirada geopolítica tal como venía desarrollándose, es la posibilidad del desarrollo de acuerdos-diálogos del BRICS-Ampliado y la OCS con la UE-Alemania, Francia e Italia. (ver: Jim Dean, Cumbre BRICS-OCS marca fin de hegemonía occidental; www.hispantv.com, 26 de julio de 2015). Los diálogos que implican la posibilidad clara de que la UE sea parte del multipolarismo Brics, es una decisión clave por su impacto geo-estratégico. Al mismo tiempo pone el mundo ante un escenario bélico posible.

Es central para entender esto, no solo lo que significa el mercado del Brics- euroasiático (más de 3500 millones de habitantes) y con el proceso de industrialización con más perspectiva, que incluye el desarrollo de un gran complejo científico tecnológico y del gran proyecto estratégico de la nueva ruta de la seda –NRS-. Una NRS que está compuesta por varios recorridos que incluyen, vertebran y articulan, algunas son terrestres y otras marítimas.

NRS que esencialmente es un proyecto de comercio y producción, para motorizar el comercio y la producción en el mundo, es a la vez un proyecto geo-político de gran envergadura. En un mundo donde los países centrales, con su proyecto financiero y sus luchas, desde el 2001 lo han llevado a la parálisis, para solo beneficiar a los grandes capitales financieros concentrados en los negocios de la especulación financiera con bonos y papeles de capital ficticio. Donde su única propuesta es el negocio de inflar una burbuja financiera especulativa que se alimenta del programa de flexibilización cuantitativa implementado por los bancos centrales de los países centrales.

Cuando introducimos el tema de la nueva ruta de la seda (Eurasia) como plan de desarrollo de la economía real, plan que salió a la luz en el 2012 en China (y por lo tanto venia de antes), lo hacemos para poder entender también las decisiones actuales y ciertos comportamientos de China-Brics en los años 2009-2010 frente a los golpes financieros contra la consolidación de UE, acciones que significaron la defensa de la UE y Alemania, y la derrota del plan de ataques financieros desde las citis de Londres/Wall Street. No es extraño que muchos bancos en la UE se apuntaran para invertir en el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura. Ausentes llamativos han sido EE.UU. y Japón (ver, Wim Dierckxsens, La gran transición hacia una nueva civilización, DEI 2015).

Este punto de cruce constructivo de China-Brics y Alemania-UE fue considerado cuando abordamos la Crisis la UE en 2009-2010 y el papel que jugo entonces China y Rusia en la defensa de una economía que produce, incorpora tecnología y genera grandes saldos exportables. Claro es que no lo observamos como una acción en contra de un oponente estratégico común y menos, aun, como parte de un plan de desarrollo de la Nueva Ruta de Seda (NRS), donde la UE tiene un lugar clave en la Estrategia multipolar del Brics-China.

Cuando recordamos en qué momentos se estrecharon vínculos entre la UE y los Brics-China, el momento es la crisis por corrida financiera contra la UE que realizó Londres.

Decíamos en 2010: “El enfrentamiento entre EEUU y la China nacionalista recorre todo el camino de la crisis europea desde noviembre de 2009. En realidad, lo que se inicia en noviembre-diciembre de
2009 es un nuevo momento del enfrentamiento entre polos de poder mundial que involucra a todos los actores, ya que conmueve la situación político-estratégica mundial, el estado de relaciones de fuerzas internacionales.”

“El 22 de marzo de 2010, el Financial Times publicó un artículo firmado por uno de sus principales editorialistas, Martin Wolf, que se titula “China y Alemania: los exportadores que debilitan la economía mundial”.i

“Chinlemania’ habló la semana pasada y el mundo escuchó. (….) Déjeme presentarle a Chinlemania, un compuesto de los dos mayores exportadores mundiales netos: China, con un superávit de cuenta corriente pronosticado de u$s 291.000 millones este año y Alemania, con un superávit previsto de u$s 187.000 millones.”, afirma Wolf.

¿Qué es lo que molestó a los intereses angloamericanos de chinlemania, en esta segunda fase de la crisis? Que ni China ni Alemania cedieron a las presiones de los Rothschild, Barclays, HSBC, Standard Chartered, Lloyd’s, RBS, Citigroup, etc.,ii ni tampoco a las presiones de los líderes políticos e intelectuales angloamericanos, para que modifiquen su política de agresiva exportación-ahorro- superávit comercial-inversión. (…)

Por ello, la decisión de China (y la de Alemania) pone en pie de guerra a las fuerzas angloamericanas globalistas ya que es la puerta de entrada a la guerra comercial, un nuevo momento de la guerra financiera y la guerra económica general con la que se entró en el inicio de la crisis, que implica un recrudecimiento en el plano político y militar. ” (ver, Crisis Financiera Global, 2010: Formento, W y Merino, G.-)

La ofensiva angloamericana (que formo parte del desarrollo de la Crisis de la UE, del EURO y del BCE) en 2010 produce un reforzamiento de la alianza entre China y la UE (zona euro), y la consolidación del bloque de poder UE, que dominan la oligarquía germana y la fracción de la oligarquía francesa afín, enfrentadas a aquella fracción franco-germana asociada a la oligarquía financiera globalista angloamericana.

La ofensiva obliga al bloque de alianzas China-Rusia-Brics a acercar posiciones con la UE, y a profundizar su camino contradictorio con los intereses angloamericanos, que se expresó con la profundización de la estrategia exportadora-industrialista en el esquema de ajuste-ahorro-inversión-exportación- superávit. Este bloque de alianzas “continental-UE” a veces juega articulando con el bloque de poder americano, y lo nuevo es que abre juego articulándose con el esquema Brics, principalmente China y Rusia. Conformando tendencialmente un temible bloque universal multipolar (ver: respecto a una consideración hoy de Albert Stahel, Russia Today 15 de junio de 2015).

Los industriales alemanes, en particular, parecen ansiosos por continuar con unos tratos comerciales con Rusia y China que no tienen límite. Estos podrían colocar al país en camino hacia un poderío mundial sin los límites de las fronteras de la UE y, a largo plazo, indicar el final de la era en la que Alemania, por mucha sutileza que se quisiera, era esencialmente un satélite estadounidense (Vea, Pepe Escobar, Pueden China y Rusia echar a Washington a empujones de Eurasia, www.rebelión.org, 9 de octubre de 2015).

China ya era un jugador central en las relaciones de poder mundial, que no consideraba aún desafiar a sus aliados angloamericanos. Es la debilidad del imperialismo angloamericano producto del conflicto por diferenciación en su seno y choque de intereses estratégicos a su interior (la “crisis en la alturas” enfrenta y divide el bloque de poder angloamericano financiero transnacional en lo económico-tecnológico y político- ideológico y, por lo tanto, reduce transitoriamente el Umbral de Poder Necesario para poder avanzar- desarrollar proyectos alternativos), lo que permite por un lado sostenerse a la UE, con la ayuda de China, frente a los ataques financieros que hicieron de la crisis europea la segunda ola de la crisis global. Y le permite a China-Brics asociarse contra el golpe financiero globalista defendiendo a la UE y, a partir de este hecho considerar que había llegado el momento de iniciar el desarrollo abierto del juego propio. A partir de la “crisis” se vuelve claro para todos los bloques que pueden y deben desarrollar un juego estratégico propio.

El G-20 quedó paralizado, ya que si antes era complicado establecer una única estrategia, ahora con la profundización de la fractura entre los principales polos de poder mundial y la decisión germano-francesa de contraatacar, contando para ello con el apoyo de China y Rusia, el G-20 se convierte en un foro de resonancia de esta lucha entre diversas fuerzas con capacidades estratégicas.

Con el plan económico-estratégico de la nueva Ruta comercial-industrial de la Seda (NRS), China y Rusia agregan, a su nueva arquitectura económico- financiera y político estratégica, la nueva arquitectura económica comercial y productiva. Con directo impacto en los Brics, desde China-Rusia, India-Pakistan, Irán-Siria-Egipto-Sudáfrica y la UE. Ahora habrá que observar de qué modo suma al Brasil-Unasur-Celac. Con los dos brazos abiertos de la NRS. Tal vez a partir del gran puente terrestre de Rusia-Alaska.

Se observa claramente cómo van siendo articulados países y poblaciones a través de una columna que vertebra desde lo económico comercial-industrial, una columna que incluye masivamente a los pueblos de productores y trabajadores, y que se diferencia profundamente del modo en que vertebra la propuesta globalista unipolar angloamericana desde lo económico financiero. Con su red de productores hiperespecializados e informalizados reducidos a proveedores de los nodos-plataformas de ensamble de bienes y servicios, subordinados a la gran banca global. Eso que está planteado como “Acuerdos” TPP para Latinoamérica y TTIP para la Unión Europea. Dos proyectos estratégicos para revolucionar el mundo, dos revoluciones de carácter diferente, una capitalista financiera y la otra desde un capitalismo social de estado ó pos-capitalismo.

Alemania y la UE ya fueron amenazados en 1991, en el periodo fundacional de la
UE y también en la llamada segunda ola de la crisis financiera global -
2009/2010-. Ahora lo que ha sucedido son los intentos de golpe de estado por corrida financiera, por operaciones de falsa bandera como Charly Hepdo y por desplazamientos masivos de población –“refugiados”- desde el Medio Oriente a partir de actos de organizaciones terroristas conformadas a partir de acciones del Unipolarismo Financiero retrasado en EEUU e Israel (Bush-McCain-Netanyahu). La crisis de los refugiados también permite ser leída como un intento de desestabilización de la UE, por la ola de desplazados-migrando hacia la UE a

partir de la “guerra contra el ISIS” que construye el complejo financiero
multinacional militar norteamericano republicano.

La crisis de la guerra en Siria-Irak-Irán-Turquía produce la migración de refugiados hacia la UE, y el desarrollo de la crisis por la “recepción” de los desplazados-refugiados en la UE, una crisis que potencia las tensiones internas a partir de hecho de abrir o cerrarle las puertas a los “desplazados”. En relación con ello los Brics-Rusia-Putin simultáneamente planean una jugada final respecto a Ucrania, que involucra el fin de sanciones. Las naciones que realmente cuentan en la UE quieren eliminarlas. Y lo harán si Putin hace lo que ellos no pueden hacer, destruir el “Califato” que está enviando oleadas de refugiados hacia la Fortaleza Europa. (Alemania y toda Europa cambiarán EE.UU. por Rusia, www.actualidad.rt.com, 17 de junio de 2015).

Pero incluso los Brics y no solo Rusia tienen intereses propios en la solución de la “guerra terrorista del EI-Isis en Siria”. Rusia quiere acabar con los yihadistas antes de que se vuelvan contra ella y China también. Mientras que Estados Unidos (Republicanos-Complejo Financiero) espera utilizarlos en “otros” conflictos que le permitan contener o desestabilizar a Rusia y China en donde tengan población musulmana. Elementos del Emirato Islámico han llegado a la región de Kherson, en Ucrania, donde ya se encuentra un llamado gobierno de Crimea en el exilio» (Vea Alfredo Jalifa- Rahme, Cooperación entre Obama y Putín contra el Yihadismo global, La Jornada, www.redvoltaire 4 de octubre de 2015).

La actual coyuntura en Siria parece brindar una oportunidad. En medio de una crisis mundial que va desde Siria a Ucrania, los intereses geoestratégicos de Berlín parecen ir divergiendo lentamente de los de Washington. (Vea, Pepe Escobar, Pueden China y Rusia echar a Washington a empujones de Eurasia, www.rebelión.org, 9 de octubre de 2015).

La fractura y enfrentamiento en EE.UU., entre las líneas de intereses financieros Globalistas y Multinacionales, le restan capacidad militar y económica como para "proteger" a la UE. Además, para "el control eficaz" de Rusia en Europa, Washington carece de "recursos financieros y apoyo suficiente del pueblo estadounidense". La UE-Alemania desempeña un papel clave en la oposición entre EE.UU. y Rusia. Si apoya a Rusia, habrá una posibilidad de "expulsar a EE.UU. de la Europa continental paso a paso". (Stahel; www.actualidad.rt.com 15 de junio de 2015).

En relación con lo que venimos afirmando es muy significativo el dato acerca de los cambios en el pentágono, con la asunción de Ashton Carter y con ello un cambio en la mirada estratégica que domina el complejo financiero industrial militar. Un cambio que implica una visión más cercana a una solución pacífica del conflicto, más cercana a las acciones que realizó Obama con Cuba y Francisco, y con Putin y Xi-Jimping. Claro que mucho más lejana a los intereses que el Republicano John McCain expresaba en sus diálogos con los Yijadistas en Siria.

Es posible que las dos últimas semanas de septiembre con los sucesos en Siria nos hayan alejado incluso de una tercera guerra mundial nuclear. A juicio de Thierry Meyssan, el nuevo mandamás del Pentágono, Ashton Carter, regresa a los juegos geopolíticos «al estilo de Kissinger». Él considera que si se trata a Rusia en

forma seria como a una gran potencia, entonces sus preocupaciones deberán ser reconciliadas con las de Estados Unidos, entre lo que destaca la virtual cooperación en una Ucrania militarmente no alineada, lo cual dejaría de lado la confrontación de Estados Unidos contra Rusia y China «al estilo de Brzezinsnki». Kissinger tiende un lazo de reconciliación al presidente ruso, Vladimir Putin, en contrapunto a la rusofobia de Zbigniew Brzezinski. El último recurre a los montajes hollywoodenses de «revoluciones democráticas» con los yihadistas y sus anárquicos «cambios de régimen» (Vea, Thierry Meyssan, Moscú y Washington se plantean refundar las relaciones internacionales, Red Voltaire, 5 de octubre de 2015).

Por supuesto que, lo anterior no significa que no continúa la guerra económica y financiera, lo que significa es que el escenario de guerra militar está siendo contenido, frenado. Entonces, la posición de los intereses globalistas financieros es la que se impone en EEUU, esa que necesita el acuerdo con Irán en el 5+1, para lograr que el Irán reformista se fortalezca y así poder lograr que éste se distancie de los acuerdos con los Brics-Rusia y China. Lo cual sería un duro golpe al plan de NRS –nueva ruta de la seda- por el lugar clave que cumple en tal diseño. Nada que sorprenda a Rusia, China y la India.

Por lo tanto, el bloque dominante en la UE conformado a partir de fracciones financieras germano-francesas que saltan de calidad-escala, se transforman en lo económico y, se consolidan como Estado-UE, un Estado-Continente. Pero a su vez necesariamente desarrollan vínculos crecientes con el Multipolarismo-Brics y la nueva forma de estado-universal multipolar productivo en desarrollo.

En el devenir de 1991-a-2009 se fueron consolidando como bloque dominante, pero a partir del 2008-2009 la crisis global hizo observables amenazas y oportunidades. Amenazas desde las estrategias unipolares financieras. Desde la globalista financiera la amenaza es desmembrar no solo la UE, sino incluso cada país miembro y cada corporación financiera para ser parte subordinada de la Red Financiera Global como citi financiera (Frankfurt, Paris, Madrid, Barcelona, Lisboa, etc.). Una subordinación a un esquema de poder que tiene iniciativa en las grandes bancas anglosajonas (City, HSBC, Barklays, Lloyd´s, etc.). La otra posibilidad es ser parte del esquema unipolar trilateral con EEUU y con Japón. Un esquema de poder donde son dominantes las corporaciones multinacionales americanas (que se desarrollaron a partir del plan Marshall de 1950) y que necesitan que Alemania-UE y Japón-Asean, sean parte de ello pero partes subordinadas.

La crisis global que se inicia-abre en el lapso 2001-2008 y el despliegue de una alternativa universal, multipolar y económico-productiva-comercial, donde la UE puede ingresar como polo de poder y ser parte de la NRS, hacen que las oportunidades se expandan para la UE. Más aún si existe el antecedente en la segunda ola de la crisis global, 2009-2011, cuando ante el ataque financiero globalista el respaldo provino del esquema multipolar china-brics, y la acción de la multinacional Goldman Sachs se mostró insuficiente.

Un mundo en transición histórica

Políticos de Washington, del Pentágono y de Wall Street observaron con preocupación la doble cumbre en julio de 2015 de los BRICS y la Organización de Cooperación de Shanghai en la ciudad rusa de Ufa. Hasta entonces habían estado emprendiendo una guerra de información/propaganda, de energía, de mercado financiero, de divisas (monedas) y económica general contra la Federación Rusa. Después de Ufa extendieron la guerra de mercado financiero y económica a China.

China continua el proceso de desplazar el dólar estadounidense como moneda global. Siguen poniendo en el mercado sus bonos del Tesoro estadounidense, haciendo acopio de reservas de oro y abriendo bancos de distribución regional para el desarrollo de su propia moneda, Yuan. Esto les proporcionará un acceso más fácil a los mercados de capitales y los protegerá de la manipulación financiera por parte de la Fed y Wall Street.

Cuando el precio del renminbi/yuan empezó a subir como resultado de las movidas de Washington, Beijing empezó su expansión cuantitativa para devaluar su divisa nacional, como un medio para no perder y de seguir potenciando el comercio de exportación. El Congreso y la Casa Blanca estadounidenses empezaron a poner fuertes objeciones. Acusaron a China de manipulación financiera y exigieron que Beijing no hiciera nada para reajustar el valor del renminbi/yuan. Lo que quería Washington era que China-Brics dejara subir el valor del yuan/renmimbi para trastocar la economía y el mercado de China. (Ver, Mahdi Darius Nazemroya, El Yuan eclipsa al dólar; www.rebelión.org, 23 de setiembre de 2015).

Nuevamente el eje de la confrontación por parte de EEUU-Washington es que China debe dejar que su moneda se revalúe para que pierda competitividad industrial, de modo que deje de exportar y se transforme en un importador de bienes y servicios. Regresando a un esquema financiero transnacional de importar-ensamblar-exportar. Asumiendo el lugar subordinado de ser ensamblador de las ETN´s y motor de los negocios financieros de las transnacionales angloamericanas y de este modo ayudar a la recuperación económica de la economía central de EEUU. Que abandone todo proyecto estratégico de desarrollo propio, Brics y NRS.

La política de la Fed de subir la tasas de interés al 3%, dejando de lado la política de billones de dólares mensuales a tasa 0% y la compra los bonos basura, no solo tiene el objetivo de golpear a las economías emergentes por la violenta salida de dólares hacia EEUU, sino también poner en marcha la economía de EEUU. Claro que esto no es posible si la economía China continua en el rol de taller del mundo, donde no solo se encuentran las empresas Chinas sino también las transnacionales deslocalizadas desde 1993 y globalizadas en Shanghái-Hong Kong. Al igual que en la crisis de 2010, el objetivo es que tanto en China-Brics como en Alemania-UE se debilite el proyecto propio basado en exportación- ahorro-superávit comercial-inversión y subordinarlo al proyecto de las transnacionales financieras angloamericanas de importar-ensamblar-exportar sin desarrollo integral en las economías emergentes.

Recordemos que ya en 2009-2010, ni China ni Alemania cedieron a las presiones de los Rothschild, etc., para que modifiquen su política de agresiva exportación-

ahorro-superávit comercial-inversión. Además, la UE pidió la salida de la política de flexibilización cuantitativa que artificialmente le proporcionaba competitividad a la economía de EE.UU. y dejara que la economía real resolviera la situación. Del mismo modo China-Beijing responde en 2015 frente a la guerra financiera de la Fed, usando sus reservas en bonos del Tesoro por 3,7 bn de dólares para comprar Yuanes y de ese modo devaluar su moneda de modo que mantenga la competitividad industrial con capacidad exportadora (exportación-ahorro-superávit comercial-inversión). Lo anterior deja a la Fed sin posibilidad de subir las tasas de interés saliendo de la política de flexibilización cuantitativa.

Es muy importante la señal de que “bancos y gobiernos de la Unión Europea habían estado considerando y analizando el utilizar la divisa nacional de China, el renminbi/yuan, como divisa de reserva debido al atractivo de la estabilidad como divisa. Eso preocupó a Washington y Wall Street, y fue uno de los factores que provocaron la expansión de la guerra de divisas y financiera contra Rusia y China. Wall Street intentó hundir o colapsar el mercado de valores chino y aumentar el valor de la moneda china.

Beijing en respuesta anunciaba que había comprado 600 toneladas de oro en el lapso de un mes para respaldar su moneda y la canasta de monedas-Brics, consolidando su camino alternativo al Dólar, que es una moneda que desde 1973 solo se respalda en su capacidad de amenaza militar. El Banco del Pueblo de China se había librado de más de 17 mil millones de dólares de sus reservas de divisas para comprar yuanes y poder devaluar, lo que dejó perplejo a Wall Street (IBID). La posibilidad que la Reserva federal aumentase la tasa de interés quedaron en el aire. Todo indica que el atractivo de la moneda-Brics no es solo la moneda como instrumento económico-financiero, sino como parte de una nueva arquitectura económica productiva.

La Reserva Federal dudaba sobre si aumentar o no la tasa de interés de los fondos federales. Desde diciembre de 2008 la tasa de interés de los fondos federales se mantiene entre 0 y 0.25%. Ello no ha logrado estimular inversiones productivas significativas para, en esa misma proporción, impulsar la creación de empleo en EEUU. Lo mismo sucede en el caso de los programas de flexibilización cuantitativa. Los mayores beneficiarios resultaron ser los grandes bancos de inversiones: Citigroup, Goldman Sachs, J.P. Morgan Chase, Bank of America, Morgan Stanley. Estos usaron dichos fondos para hacer “negocios financieros” con el propósito de constituir a las economías emergentes en economías que importaban-ensamblaban-exportaban como parte de las plataformas de ensamble de las ETN´s .

Para las “economías emergentes”, Brics-ampliado, estas masas de dinero sirvieron para potenciar sus economías, pero en el sentido del desarrollo productivo y no financiero. De modo tal que el producto mundial bruto pasara a ser determinado en un 57% por la producción/consumo de estas economías emergentes, con centro en China. No solo la producción sino también el consumo de estos bienes y servicios pasaron a ser dominante hoy en las economías emergentes como porcentaje del consumo mundial. Las llamadas economías emergentes (EE), en los 80, explicaban el 36% de la riqueza global creada y las economías avanzadas (EA) el 64% restante. En el 2014, mientras que las EA

explicaron el 43%, las EE el 57% del PBI PPP mundial. Fue en 2007 cuando las EE y las EA se repartieron en partes iguales la creación mundial del PBI. (vea, Aproximación al estado de la crisis financiera global, Formento, W y Sosa, M, 19-4-2015.)

Pero lo central fue cuando los países emergentes pasaron de ocupar el lugar de importadores-ensambladores-exportadores de bienes y servicios de las ETN´s (1994-2009), a desarrollar economías “emergentes” donde la ecuación es exportación-ahorro-superávit comercial-inversión de bienes y servicios donde cada vez más se agrega alto valor y se desarrolla una economía integrada emergente.

Donde las ETN´s empiezan competir con las EGN´s (Empresas Estatales Mixtas Grannacionales que se desarrollan en los países del Brics). En sus orígenes (1994) las ETN sólo sustituían mano de obra cara de los países centrales, por otra barata de los países dependientes, fomentando la transición de economías emergentes a economías en desarrollo con grados de libertad crecientes, bajo iniciativa de la EGN´s Mundiales multipolares (2010-sigue).

Desde junio de 2013, la Fed (BC de EEUU) a través de su presidente anuncia que “considera” la posibilidad de aumentar la tasa de interés y salir de la política de Flexibilización Cuantitativa (EQ3). Salir de la carpa de oxigeno financiero global que mantiene con vida a los grandes bancos transnacionales hasta que pueda definirse un perdedor en la crisis financiera global, iniciada en 1999-2008 por la confrontación profunda y terminal, entre las dos fracciones transnacionales financieras anglo-americanas, la global y la multinacional.

El ´golpe de estado´ a los países emergentes

En junio de 2013, se produce la primera corrida financiera global como instrumento de golpe de Estado. El presidente de la Reserva Federal de EEUU” (Bernanke) plantea, que debe pensarse el cese de la política de flexibilización cuantitativa (política de estímulo financiero para la salida de la crisis financiera). Dicha flexibilización implicaba billones de dólares entregados a los Big-Banks (a los bancos demasiado grandes para quebrar) a partir de diciembre de 2008, a una tasa de interés que resulta negativa. Esta política ha inyectado 85 mil millones de dólares mensuales desde diciembre de 2012. Billones de dólares que se otorgan a los Big Banks comprando sus carteras de “bonos hipotecarios basura”; que son basura-incobrable a una tasa del 5%, pero no a una tasa de menos del 1%. Fondos frescos para los Big Banks y bonos basura para la Fed, el banco central de EEUU absorbe la “deuda mala” incobrable de los Big-Banks y les libera fondos financieros para que sigan creciendo y haciendo crecer el globalismo financiero.

Este dinero es convertido por los Big-Banks en fondos financieros que fluyen financiando las economías emergentes (24 al menos). Fondos financieros globales que son invertidos por estos bancos para potenciar en las economías emergentes sus “negocios globales”, incluso a partir de 2010-2011 han producido una realidad de economías periféricas en emergente actividad económica, y en las

economías centrales una realidad de parálisis de aquellos actores económicos que no tienen el mismo “vinculo” en el directorio de la Fed.

Las palabras de Bernanke hacen-producen que estos fondos financieros de inversión (Big Banks) salgan violentamente de las economías emergentes a partir de junio de 2013, desestabilizándolas-paralizándolas de golpe, y se dirijan directamente a refugiarse en el lugar de donde salieron ya que Bernanke sugirió que se iban a cortar los fondos-flexibles y se iba a subir la tasa de interés a 2,5%. De las 24 economías emergentes más golpeadas, Brasil, Indonesia, Turquía se transforman en referentes de lo que sucede. Con el golpe que paraliza-y- desestabiliza Brasil, se desestabiliza a todo el bloque regional emergente que está centrado en la economía de Brasil. Igual sucede con Indonesia y Turquía.

La reducción de los estímulos financieros de la Fed, la amenaza de suba de tasas de interés, la salida de los capitales invertidos en las economías emergentes, la parálisis y mínimo dinamismo de las economías centrales favorece y potencia la caída de los precios de las materias primas y del petróleo. Todo esto va configurando una crisis no solo en las Economías Centrales (1% de crecimiento) sino también en la Economías Emergentes (7%), y definiendo un escenario propicio para los golpes financieros sobre los países dependientes claves de los Brics: Brasil-Argentina, Rusia, India, China.

La mayor preocupación de las autoridades monetarias de Estados Unidos es el surgimiento de la caída de precios. Si la tasa de interés de los fondos federales permanece intacta, será entonces evidente que Estados Unidos es mucho más vulnerable ya que la burbuja financiera está mostrando los primeros signos de estar explotando. La nerviosidad en torno a la bolsa de valores está con ello en ascenso. En cualquier momento podrán explotar sin que la Reserva Federal haya aumentado las tasas de interés y la depresión económica al estilo de 1929 será un hecho, solo que varias veces peor. La deuda mundial incluyendo los derivados se calcula en 500 billones de dólares, o sea, más de 6 veces el Producto Mundial. Otros aseguran que esa burbuja es 10 o 16 veces el producto mundial. Más temprano que tarde terminará por estallar esa burbuja. (Vea, Ariel Noyola Rodríguez, La deflación es la peor pesadilla para Estados Unidos, en www.redvoltaire.org.es, 20 de setiembre de
2015).

Cuando la bolsa de valores colapse en el mundo, la depresión económica y la deflación serán la consecuencia. Los gobiernos serán presionados a saquear las cuentas bancarias mediante políticas de ´bail-in´s con los probables ´corralitos´ al estilo argentino en muchas partes. Al mismo tiempo muchos fondos de pensiones serán arrebatados. Los medios de comunicación dominantes se encargarán que los ciudadanos se vean forzados a condescender con estas políticas ´para su propio bien´. (Ver, Clive Maund, Fiat endgame- More QE, NIRP, Bails-ins and Pension Plunder; www.gold-eagle.com, 4 de octubre de 2015).

El actual panorama de otra gran crisis de la deuda en el mundo y la quiebra de bancos y bancarrotas de estados demandaría fondos más allá de la capacidad que cualquier banco central podrá proveer. La lógica pareciera ser la de un mundo, un banco y una sola moneda para todo el planeta. Es aquí donde la élite financiera en el poder presentará al FMI como banco único por encima de

todas las naciones con una sola moneda (los Derechos Especiales de Giro del FMI) que no tenga vínculo alguno con una nación con intereses propios en particular. La elite propondrá en esta coyuntura la creación de un Estado Global. Lo que esto en última instancia significa un gobierno mundial, con un banco central mundial y moneda mundial. Lo que también significará y lo que es mucho más preocupante, que todo esto se materialice como resultado de un descenso de la democracia en el mundo, y por lo tanto, un aumento en el autoritarismo. Será un estado global sin fronteras ni compromiso alguno con los ciudadanos. Lo que estamos presenciando es la creación de gobierno mundial totalitario. (Vea, Andrew Marshall, A global Central Bank, a global Currencyand a global Government; www.drawingmagazine.com, agosto de 2009). Esta lógica es propia al unipolarismo financiero global e implicaria que ha impuesto sus condiciones.

El gobierno global se estructuraría a partir de los tres Tratados que no se discuten, sino que se imponen; que no pasan por los poderes del Estado, sino que se “arreglan”. Los gobiernos “amigos” de los EEUU, (entre los que se cuentan los obsecuentes de México, Perú, Chile y Colombia) están obligados a mantener en secreto los ´arreglos´ aún después de la reciente firma de Asociación Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés) por dichos gobiernos. Aunque falte la ratificación parlamentaria de los países, de concretarse no solo se divide a la Unasur y se frena el avance del núcleo Mercosur-Alba, sino el totalitarismo supranacional se instalaría en América latina. El otro tratado entre EE.UU. y la UE se denomina: Asociación Trasatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés). Estos dos tratados y el Tratado de Comercio de los Servicios (TISA, por sus siglas en inglés) tiene alcances que no son locales, ni nacionales, ni regionales sino mundiales. Juntos buscan establecer un nuevo orden hegemónico global con más de la mitad de la economía mundial bajo su control total.

¿Estado global o rebelión mundial?

Está muy claro que no hay mayor perspectiva de un repunte en la economía occidental. Ya lo hemos abordado en otros textos nuestros (Wim Dierckxsens, Después de Grecia ¿Estado global o rebelión mundial?, http://www.deicr.org, artículos para descargar) que es debido a la baja en la tasa de ganancia que la inversión ha abandonado de manera definitiva el ámbito productivo. Al acortar la vida media útil de la tecnología aumenta el costo de reemplazo tecnológico más de lo que es posible bajar el costo de la fuerza laboral. No ha sido el creciente costo de la fuerza de trabajo la causa esencial del neoliberalismo sino el creciente costo tecnológica al reemplazar capital fijo a ritmos crecientes. La migración de capital transnacional y los flujos financieros que ello implique hacia países emergentes (y en primer lugar hacia China) apenas han dado un espacio temporal para rebajar el costo de la mano de obra y un consecuente realce en la tasa de beneficio.

Ahora bien, así como Japón lucía en la posguerra como la quinta maravilla del mundo, así lucía China en la era de la globalización. La economía japonesa fue un motor súper dinámico durante las cuatro décadas que siguieron a la segunda Guerra Mundial. Pero hacia finales de la década de los ochenta esta locomotora perdió velocidad. En ese momento se había reducido la vida media útil del capital

fijo mucho más allá de lo que se había observado en EE.UU. y Europa, al mismo tiempo que el costo de la mano de obra iba en alza rápida. Japón entró desde entonces en una recesión de la cual no ha podido salir. Entre 1975 y 2008 la vida media del capital fijo en maquinaria en la industria japonesa subió de 6 a 11 años, fenómeno observado igualmente en EE.UU (ver, Shinada Naoki, Cuality of labor, capital and productivity growth in Japan; Development Bank of Japan, marzo, 2011)

La notoria baja de la tasa de crecimiento en China en los últimos años se debe a la sustitución veloz de la tecnología y a inversiones sin encadenamiento (la construcción de ciudades fantasma y otros proyectos estériles). Si al mismo tiempo observamos el rápido aumento en el costo de la fuerza de trabajo por las exigencias en materia de educación y salud, podemos concluir que no solo China sino la economía mundial entera ve reflejada su imagen en el espejo japonés (Vea, Alejandro Nadal, El virus japonés infecta la economía global, La Jornada México, 15 de setiembre de
2015). Es importante observar que la crisis de Japón, en el marco del esquema trilateral con eje en EEUU, se produce también porque no puede resolver la subordinación y absorción de China como parte del área de libre comercio bajo su dominación. Una situación que impacta de modo negativo en los procesos de acumulación ampliada de las corporaciones multinacionales japonesas como yanquis. Las cuales también sufren por la pérdida del área de libre comercio de las américas –ALCA- en 2005.

Las multinacionales de origen Japonés y de origen Yanqui pierden capacidad de reproducirse de modo ampliado a partir de la pérdida de territorio, China y Latinoamérica respectivamente. Por lo tanto, en el caso de la China-Brics la crisis sobrevendrá si los proyectos de nueva arquitectura económico financiero y la nueva ruta de la seda económico-productiva no pueden avanzar consolidando territorio. Que por lo expuesto en Ufa, Rusia, se plantea no solo sumar a la OCS, la UAE, a la UNASUR-Brasil sino también a la UE-Alemania/Francia/Italia. Tratase de un proyecto keynesiano a escala eurasiático donde ni EE.UU. ni Japón quisieran participar. Como vemos los proyectos estratégicos entran en crisis cuando el territorio del poder, en el momento histórico considerado, no alcanza el Umbral. Hoy el Umbral de poder-territorio para que pueda conformarse una unidad de poder-estado es el estado-universal.

El proyecto productivo multipolar Brics-Ampliado se plantea con escala universal, al igual que los dos proyectos unipolares financieros. La clave está en que si la UE se articula al esquema Brics-A, este se consolida y los esquemas financieros unipolares quedan imposibilitados de desarrollarse. Lo anterior pone al rojo vivo la situación geopolítica y militar. Sea quien sea que salga hegemónico de esta confrontación de bloques de poder, ninguna de los dos estará en las condiciones de reconectar la inversión con el ámbito productivo de manera duradera. El keynesianismo eurasiático es el que más posibilidades tiene de ganar tiempo. No faltará mucho tiempo para ver si esos proyectos encadenen luego con la economía real o si resulten inversiones estériles como ha sido el caso con casi todos los muchos proyectos de trenes de alta velocidad.

Por lo pronto habremos llegado a los límites de acortar la vida media de la tecnología y con ello a la acumulación de capital en el ámbito productivo. Hemos llegado también a los límites de la acumulación de capital ficticio en una economía financiarizada. Estaríamos en plena crisis civilizatoria y en un mundo

donde las guerras tampoco brindarán ninguna salida más que la radicalización de procesos de rebelión a escala mundial luchando por otro sistema. Estamos ante un período de transición de la historia cuyo proceso podrá implicar mucha guerra y lucha social a la vez.

i Financial Times, 22 de marzo de 2010.

ii Si sumamos sólo los activos que controlan de forma directa e indirecta estas redes financieras que mencionamos la cuenta supera largamente todo el PBI anual de EEUU, la mayor economía mundial.

Documentos adjuntos

Comentarios

Comentar este artículo